Tipos de aceites más populares en la cocina

Para cocinar siempre utilizamos aceite, sobre todo para sofreír algunos alimentos, también como toque de soltura para las ensaladas o la pasta. El más común es el aceite de maíz. Pero existe una variedad ampliar de aceites con los que puede cocinar.

Aunque todos los aceites son 99,9% grasas, la calidad de las mismas puede diferir de uno a otro así como los micronutrientes y otras sustancias que pueden incrementar las propiedades de estos cuerpos grasos.

Aceite de maíz: Este deriva del cereal, aquí predomina mucho las grasas insaturadas, sobre todo, ácidos grasos poliinsaturados y uno de los que más fitoesteroles concentra. Es uno de los más empleados en la cocina, es rico en ácidos grasos Omega 6, y vitamina E.

 Es ideal para las frituras y para la elaboración de margarina, pero no es recomendable para las ensaladas. Por su saber también suele ser muy utilizado como sustituto de la margarina repostera.

Aceite de oliva: Este es uno de los más populares aceites gracias a sus propiedades e intenso sabor. Existen varias opciones dentro de este aceite, el refinado y el extra virgen. El refinado es menos intenso que el extra virgen. 

Es utilizado para potenciar cualquier preparación. Es ideal para marinar, saltear, hacer salsas y aderezos. También se utiliza en pastas, sopas y carnes. Tiene un color verde profundo y su sabor suele tener cierta complejidad, pues es afrutado, amargo y ligeramente picante.

Aceite de Almendras: Este aceite es rico en grasas monosaturadas, Omega-3 y ácidos grasos esenciales. Ayuda a mantener niveles adecuados de colesterol y estimula el sistema digestivo. Posee un delicioso aroma a almendras tostadas.

Aceite de coco: A diferencia de la mayor parte de los aceites vegetales, el aceite de coco es 90% grasas saturadas. Es incoloro, aunque muy aromático, y se extrae de la pulpa del coco.

En los últimos años ha ganado popularidad, ya que los veganos lo usan en lugar de la mantequilla y los diversos aceites basados en grasas animales.

Aceite de girasol: Este aceite se utiliza mucho para freír gracias a su alto punto de ebullición, 107°. Es un aceite rico en vitamina E. es bajo en grasas saturadas y se puede utilizar para cualquier propósito: salteados, fritos, cocciones, aliños y repostería, ya que no posee sabor.

Aceite de aguacate: Este aceite de palta o aguacate, es una buena fuente de vitamina E, A y D cuyo sabor único y ligero lo hace ideal para aderezar ensaladas, pastas y carnes.

Este tiene un sabor a nueces con un ligero aroma a aguacate. Posee un color verde que a veces puede varias de intensidad según la marcar.

Aceite de canola: Este aceite posee una buena calidad nutricional, es rico en omega 3, ácido alfa linolénico. Ayuda a reducir los niveles de “colesterol malo”. Es de color dorado, tiene un sabor neutral y ligero.

Aceite de soja: Es uno de los más utilizados en la fabricación de margarinas y grasas vegetales. Soporta altas temperaturas, lo que lo hace ideal para freír, saltear y hornear.

Aunque este aceite ha ido perdiendo popularidad en el mercado debido a que se descubrió que en su proceso de producción utiliza hidrógeno, lo que deriva en la generación de grasas transgénicas

Existe una variedad increíble de aceites, cada uno se utiliza para diferentes preparaciones en la cocina, estoy se pueden conseguir fácilmente en cualquier supermercado.

Las imágenes fueron tomadas de Pinterest.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *